Limpieza Facial Integral Limpieza Facial Integral

La limpieza facial es una práctica fundamental e indispensable para mantener la piel en condiciones saludables.

¿Por qué necesitamos limpiar la piel PROFUNDA E INTEGRALMENTE?
Para dejarla libre de impurezas, flexible y luminosa. Preparándola para que los productos que utilices, tengan mayor efectividad.

Es un procedimiento no agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los comedones y los microquistes que se van acumulando con el tiempo.

Siempre debe ser realizada por cosmetólogas entrenadas.

Abarca cuatro pasos:
  • Pulido: se realiza con diferentes emulsiones seleccionadas para cada tipo de piel.
  • Extracción: se aplican cremas abrasivas para eliminar las capas más superficiales de la piel y ablandar los comedones y microquistes.
  • Descongestión: se colocan sobre la piel lociones y cremas antisépticas y luego se aplican geles o cremas descongestivos.
  • Nutrición: a partir de la colocación de diferentes máscaras.
También se puede acompañar de otros tratamientos, como los peeling químicos o con punta de diamante, drenaje linfático y radiofrecuencia facial.