Tratamiento de cicatrices y secuelas de Acné

La dermoabrasión ayuda a regularizar las capas más superficiales de la piel. El tratamiento suaviza las irregularidades de la piel, dándole una apariencia más suave.

 Es el método más frecuentemente utilizado para mejorar el aspecto de las cicatrices dejadas en la piel por accidentes o cirugía previa, o para corregir las cicatrices profundas secuelas del acné. Al mismo tiempo es importante combinar el uso de ácidos para realizar Peeling químico, de esta manera mejoran las hiperpigmentaciones y el recambio celular.

 El tratamiento se completa con productos y máscaras descongestivas y nutritivas que devolverán a la piel emoliencia y tersura.